Cómo hacer el cambio de armario y aprovechar para hacer limpieza

Cómo hacer el cambio de armario y aprovechar para hacer limpieza

Toca el cambio de armario y… ¡hay que pereza! Pero no te preocupes, porque además de cambiar todo vuestro vestuario te enseñamos a cómo aprovechar para hacer limpieza. 


Para muchos el cambio de armario es uno de los peores momentos del cambio de estación. Sin embargo, puede ser una oportunidad perfecta para aprovechar para hacer limpieza, no solo de nuestras prendas, sino del polvo que se va almacenando a lo largo del año en nuestro mueble. ¿Te animas a ordenar y limpiar tu armario a fondo? ¡Vamos a ello!

1. Vacía y limpia

Antes de ordenar el armario es muy importante vaciarlo entero y aprovechar para limpiar todo  el polvo que haya podido acumularse al fondo y en las esquinas. Además, te servirá para ver de una forma clara todas las prendas que tienes y de paso darte cuenta de cuáles usas y cuáles llevan años en el fondo del armario.

2. Deshazte de lo que no uses

Cuesta hacerlo. Muchas veces le cogemos cariño a las prendas porque nos han acompañado en momentos importantes y es difícil desprenderse de ellas. Pero seamos sinceros. Si llevan meses o años en el armario y no las has usado, el momento no va a ser ahora. Aprovecha para decirles adiós

3. Organiza

Ha llegado el momento de decidir cómo queremos organizar nuestro armario. Sepárala por tipos y así podrás saber el espacio que vas a necesitar para cada cosa. Guardarlas resultará mucho más sencillo.

4. Se objetivo

Ten clara la ropa que tienes, el estilo y el material y se consciente de lo que necesitarás para almacenarla. Si ahora llevas más camisas que antes, necesitarás más perchas que de costumbre. Si tienes más zapatos… necesitarás un buen zapatero. Se consciente de lo que tienes y de lo que realmente necesitas para guardarlo.

5. Usa la lógica

Ten en cuenta cuáles son las prendas que más utilizas y por tonta las que más a mano debes tener. Las prendas de otras temporadas o para momentos más concretos, guárdalos en zonas menos accesibles.

6. El problema de las baldas

Si tienes el armario repleto de baldas el problema es que terminamos apilando la ropa y cuando vamos a coger una prenda en concreta, desordenamos lo que ya había. Intenta colocarlas con no más de 35 cm entre ellas para evitar altas pilas de ropa y que así se arrugue.

7. Las perchas

Puede parecer una tontería, pero el tipo de percha nos hará ganar mucho espacio en el armario. Si todas las perchas son iguales, la capacidad del armario se aprovecha mucho mejor. Para las camisas, es mejor que no sean ni muy grandes ni muy finas, sin embargo para los abrigos y americana, intenta que sean de más anchura.

8. Ordena los complementos

Igual que estamos prestando atención a optimizar el espacio para almacenar nuestra ropa, con los accesorios y complementos debemos hacer lo mismo. Los bolsos, fulares y cinturones necesitan su espacio. Aprovecha las baldas para tener a mano los que más uses y el resto guárdalos en cajas en la parte más alta del armario.

Sabemos que ordenar el armario da un poco de pereza e incluso hasta un poco de miedo debido al caos de organización que pude suponer. Sin embargo, empezar desde cero hará que podamos organizar todo mucho mejor, que aprovechemos para hacer limpieza y que consigamos encontrar la forma de optimizar el espacio.

¿Qué te han parecido estos consejos para hacer el cambio de armario? Si necesitas asesoramiento o consejo con cualquier aspecto decorativo de tu hogar, no dudes en contacta con nosotros, estaremos encantados de ayudar.

david

This entry has 0 replies

Comments open

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>