Cuatro reglas para elegir los azulejos del baño y la cocina

Cuatro reglas para elegir los azulejos del baño y la cocina

¿Azulejos grandes o pequeños? ¿Blancos o de colores? Hoy te contamos todo lo que necesitas saber para hacer tu elección y dar con los azulejos de baño y cocina perfectos. ¡Toma nota!


Cuando reformamos la cocina y los baños, los revestimientos de las paredes son los principales protagonistas de estos espacios y es en estos momentos cuando suelen asaltarnos todas las dudas. El tamaño, el color, el material… Muchas veces no sabemos cómo elegirnos o nos entra el miedo a no hacer una buena elección. No te preocupes, hoy en Mercado del Mueble vamos a darte las claves esenciales para aciertes con tu elección.

 

1: Elige los azulejos en base a una paleta de color

decoración con azulejos

Hay tanta variedad de diseños de azulejos que es normal que te sientes atraído por uno en concreto, pero antes de elegir debes tener en cuenta la paleta cromática que prefieres para tu cocina y tu baño. Se trata de una de las principales ideas que debemos resolver antes de nada para poder delimitar la búsqueda. Ten en cuenta que la paleta elegida no debe tener más de tres colores, ya que cuando tienen una gran variedad pueden dar sensación de caos y desorden. Por eso, es importante que como máximo tenga cuatro colores y como excepción, pero nunca más.

Elegir esta paleta cromática tiene su aquel, y es que cuando se refiere a la cocina y al baño, aunque hay muchas normas no escritas, lo mejor es optar por los colores complementarios. ¿Y estos cuáles son? Se trata de aquellos colores que se encuentran en la forma opuesta a la rueda de color. Aunque está claro que los colores deberás elegirlos en función de cómo te hagan sentir y las emociones que te despierten. Los verdes, azules y color tierra te inspirarán paz y tranquilidad típicos de la naturaleza, sin embargo, los grises, azules y blancos te proporcionarán elegancia y sutileza.

Si lo que quieres es utilizar azulejos estampados, escoge uno de los colores de tu paleta cromática para ello y busca azulejos en ese tono, a poder ser lisos, para el resto de las paredes. Intenta que la elección de esta combinación siempre tenga una cohesión.

 

2: Combina formatos y escalas

decoración con azulejos

La cerámica se asocia a un material tradicional y antiguo, sin embargo, también es moderno e innovador y pasen los años que pasen siempre están de moda. La prueba de ello es la amplia variedad de modelos, formados y texturas que hoy en día podemos encontrar y tenemos a nuestro alcance. Nuestro consejo es que a la hora de hacer tu elección valores combinar los tamaños y patrones de los azulejos de tu misma estancia para darle dinamismo al conjunto. Puedes probar a mezclar piezas grandes y pequeñas o elegir el mismo patrón pero colocarlos de manera diferente.

Aunque te propongamos este juego con el diseño, tienes que tener en cuenta que debes ser moderado tanto con la elección del formato como del tamaño, ya que la combinación de dos o tres patrones muy diferentes puede resultar excesivo, ya que al resto de la estancia tendrás que añadir otros materiales propios de la cocina o del baño.

 

3: Elige el grosor de las juntas 

decoración con azulejos

Seguro que nunca te habías parado a pensar en esto, pero sí, es algo que debes decidir. Se trata del espacio que separa a los azulejos y que dependiendo del grosor que elijas, más fino o más grueso, puede enfatizar más el formato del azulejo, aunque también puede hacerle perder su esencia. Cuando las piezas tienen un formato diferente, por ejemplo hexagonal, seguramente convendrá que las juntas pasen desapercibidas. Es decir, que sean más finas y que el color que se elija para la lechada (la mezcla las une) pase desapercibido y se asemeje al tono de las piezas. Cuando se quieren destacar los patrones, se puede elegir una lechada más oscura para que contraste más.

 

4: Mezcla de diferentes acabados

decoración con azulejos

Puede ser una buena idea combinar unos azulejos estampados con un acabado brillante con otros con una textura mate para crear dinamismo en la composición. Para los suelos por ejemplo, conviene optar por los acabados menos brillantes y más mates que sean antideslizantes. Para los espacios como la cocina en los que el suelo se mancha con facilidad, serán mejor las baldosas satinadas o con algo de brillo en las que la suciedad sea menos evidente. Deberás valorar estas opciones y elegir lo que te parezca más aconsejable para tus estancias.

¿Qué te han parecido estas reglas básicas? Si te riges sobre ellas, seguro que das con el diseño de azulejos perfecto para ti. Si te han gustado estos consejos y necesitas asesoramiento con cualquier aspecto de tu hogar no dudes en visitarnos. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

 

david

This entry has 0 replies

Comments open

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>